ROSA GONZÁLEZ

 

Rosa es artesana tzotzil de Chenalhó, Chiapas. De niña, le gustaba disfrutar de la naturaleza, cortar flores, salir al campo, ayudar a su familia a preparar la comida y ver a las mujeres artesanas de su comunidad haciendo hermosos textiles. Fue hasta que sus hermanos se casaron, sin embargo, que aprendió a tejer gracias a sus cuñadas.

Durante los conflictos sociopolíticos de la década de los noventas, Rosa tuvo que irse con su familia a un campamento de refugiados. De una situación difícil, nació una oportunidad de crecimiento: en el campamento, Rosa tuvo la oportunidad de convivir con otras mujeres artesanas y mejorar su técnica de bordado y tejido, además de unirse a una cooperativa.

Si bien estaba contenta con su oficio, no se sentía con la capacidad de salir a vender a otras partes y hacer crecer su profesión. Ahí es donde entró el apoyo de Fundación León XIII, “La Fundación nos ayudó a unir la cooperativa (de artesanas) y nos apoyó para entrar a nuevos espacios para vender, para comercializar”, explica Rosa.

 
FUNDACIÓN LEÓN XIII